En este curso de ciberseguridad para usuarios podremos encontrar pequeñas directrices que permitirán aumentar la seguridad y evitar brechas en los sistemas informáticos. Muchas veces un sistema bien configurado pero mal utilizado supone que ese sistema no sea seguro y sea vulnerable a ataques.

 

Muchas de esas directrices son ya conocidas y sencillas, pero llevarlo a la práctica siempre es un poco más complicado.

 

Algunas de esas directrices son:

  • Uso de contraseñas seguras.
  • Hacer copias de seguridad.
  • Utilización de perfiles diferentes para personas diferentes.
  • Utilización de antivirus actualizado.
  • Actualización de los programas y Sistema Operativo.
  • Utilización de cortafuegos.
  • Precaución en la utilización de correo electrónico.
  • Nunca divulgar nombres de usuario, direcciones de correo electrónico o contraseñas.